EL TRIGO Y LA CIZAÑA

EL TRIGO Y LA CIZAÑA

Les presentó otra parábola diciendo: “El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo.

Pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.

Cuando brotó la hierba y produjo fruto, entonces apareció también la cizaña.

Se acercaron los siervos al dueño del campo y le preguntaron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

Y él les dijo: Un hombre enemigo ha hecho esto. Los siervos le dijeron: Entonces, ¿quieres que vayamos y la recojamos?

Pero él dijo: No; no sea que al recoger la cizaña arranquéis con ella el trigo.

Dejad crecer a ambos hasta la siega. Cuando llegue el tiempo de la siega, yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en manojos para quemarla. Pero reunid el trigo en mi granero.”

AUTOR:Adrian Alexander Salazar Castro y Jose Antonio Caravaca Sanchez

 

untitled.bmp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: